miércoles, 1 de septiembre de 2010

pechugas de pollo al limón

Esta receta de pollo es muy sencilla y a la vez magnífica, la aprendí del maravilloso libro "1080 recetas de cocina" de Simone Ortega, toda una maestra en artes culinarias. Existen numerosas variaciones de la misma, pero la original es la que me convence más, aunque ésta es con un pollo entero, y emplea bastante más limón que la que os presento aquí, con pechugas únicamente porque son más jugosas que el resto, utilizando el limón muy moderadamente, y recomendando un buen Chardonnay para la cocción y como maridaje.

Ingredientes (para 4 personas):
- 4 pechugas de pollo, con piel y huesos
- 1 cebolla blanca grande
- aceite de oliva virgen extra
- 1 copa de buen vino blanco
- 1 vaso de caldo de pollo
- 2 hojas de laurel
- 1/2 limón
- sal
- 1 cucharadita de azúcar moreno

En una olla amplia, ponemos a calentar un buen chorro de aceite de oliva, y añadimos por tandas la pechugas de pollo, ya saladas, para que se doren por ambos lados, a fuego mediano. Las podemos cocinar sin la piel, la diferencia de sabor es casi imperceptible, y eliminamos gran parte de las grasas que nos quedarán en la salsa. Retiramos las pechugas y bajando el fuego sofreímos la cebolla, cortada en dados pequeños.
Una vez la cebolla esté rendida (transparente), añadimos de nuevo el pollo, las hojas de laurel, el limón cortado en cuartos, el azúcar y bañamos con el vino y el caldo, tapando después la olla para que se haga a fuego suave, por lo menos durante 40 minutos, aunque esto es facultativo del cocinero.
Servimos las pechugas con la salsa por encima; este plato se puede cocinar con antelación y mantener caliente, o incluso una vez frío guardar en frigorífico y recalentar, al día siguiente su sabor sigue excelente.
Tips:
- Personalmente, siempre cocino este plato durante 1 hora y media aprox., tapado y a fuego bajo, para que al servirlo la carne se desprenda del hueso, y se deshaga en la salsa. ¡Queda riquísimo!

No hay comentarios: