lunes, 20 de septiembre de 2010

tortilla de patatas

Deliciosa, tradicional, nutritiva, sencilla, versátil, ... podemos darle infinidad de adjetivos positivos, es un verdadero placer para el paladar y el estómago, y siempre apetece comerla, haga frío o calor, como tentempié o como plato principal. En este caso, esta es una versión sencilla y de pocos ingredientes, magnífica.

Ingredientes (4 personas):
- 3 patatas grandes
- 4 huevos medianos
- 1/4 l. aceite de girasol (sobra)
- sal en escamas
- sal fina
- dos dientes de ajo sin pelar




Ponemos en una sartén amplia el aceite a calentar a fuego medio, con los dos dientes de ajo partidos y sin pelar; mientras tanto, limpiamos muy bien las patatas, las pelamos y tras ello, con el mismo pelador vamos sacando rodajitas muy finas de patata, que iremos añadiendo a la sartén, para que se vayan friendo despacio, y vamos removiendo para que se hagan todas a la vez y por ambos lados.

En un bol amplio batimos muy bien los huevos con una pizca de sal, y en cuanto las patatas estén bien hechas, ligeramente doraditas, las retiramos del fuego, escurriendo el aceite sobrante, salándolas al gusto con sal en escamas y quitando los dientes de ajo.
Vamos añadiendo las patatas poco a poco al huevo batido, así como vamos removiendo para que ambos ingredientes se mezclen bien.
En la sartén en la que hemos frito las patatas, retirando el aceite hasta que quede únicamente lo que cubre el fondo, la colocamos a fuego medio y ponemos el huevo con las patatas,  dejando que se haga por espacio de unos minutos.
Una vez que está hecho por un lado, tapamos la sartén con un plato de igual diámetro, le damos la vuelta, y con cuidado colocamos de nuevo la tortilla sobre la sartén, para que se haga bien por el otro lado.
Mientras el huevo va cuajando podemos "arreglar" la forma de la tortilla, si cuando le hemos dado la vuelta se ha desprendido alguna parte, o al ponerla de nuevo en la sartén no nos ha quedado redonda.
En unos tres minutos a fuego medio estará en su punto, jugosa por dentro y dorada por fuera.
Ideal combinarla con una ensalada de tomate, o como tapa sobre una rebanada de pan tostado.
Muy buen provecho.

 Tips:
- las patatas en rodajas tan finas nos aseguran un punto de cocción perfecto, mejor con un fuego medio bajo.
- freír las patatas con los dientes de ajo les da un sabor muy rico.

No hay comentarios: